Imagen relacionada ¿con cuanta frecuencias vemos senderos marcados por personas que constantemente caminan por un mismo lugar? el otro día veía uno de estos senderos en un terreno vacío y reflexionaba en como nuestra vida puede verse reflejada  un un sendero, hay pensamientos que van dejando huella y aveces no son gratos recuerdos y los acarreamos con nosotros haciendo mas pesado nuestro caminar  por esta vida dejándonos un camino marcado en nuestro caminar ¿que pasaría si ese terreno deja de ser transitado? el pasto vuelve a crecer y el camino a desaparecer con el tiempo….. así igual debemos de hacer con aquello que acarreamos en nuestra vida y no nos deja un grato recuerdo, deja de pensar en ello, puede que no lo olvides pero te aseguro que si dejara  de seguir dejando huellas en tu camino.

Las discusiones entre parejas

Resultado de imagen de imagenes de pareja discutiendo ¿cuantas veces les ha sucedido pasar por alguna situación incomoda con tu pareja y sin dejar pasar mucho tiempo sueltas a reclamar buscando sentir alivio de aquella situación? pero con cuanta frecuencias después de aparentemente “liberarse” crea una tensión disgusto entre los dos. No seria lo mas lógico después del reproche sentir alivio………. no demos cabida para que una problema cree distanciamiento, intenta dar soluciones ejemplo

¿sera para la próxima puedas llegar mas temprano?¿tener un paraguas para que no me moje? y sobre todo que después de buscar esa descarga emocional des tiempo para relajarte, créeme evitaras que el problema sea mas grande. **dejemos la idea de que porque reclamé la otra persona debe de caer humillada, basta con decirlo y esperar que ambos vallan complementandose.

 

 

_

 

¿De que Depende tu Felicidad?

Durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a una mujer:
-Te hace feliz tu esposo? ¿Verdaderamente te hace feliz?
En ese momento el esposo levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposa diría que sí, pues ella jamás se había quejado durante su matrimonio.
Sin embargo la esposa respondió con un rotundo
– ‘No… no me hace feliz’
Y ante el asombro del esposo… continuó:
-No me hace feliz… ¡Yo soy feliz!
El que yo sea feliz o no, eso no depende de el, sino de mí.
Yo soy la única persona, de quien depende, mi felicidad.
Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de alguna persona, cosa… o circunstancia sobre la faz de esta tierra,
yo estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta vida, cambia continuamente. El ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc. Y así podría decir una lista interminable.
A través de toda mi vida, he aprendido algo;
decido ser feliz y lo demás lo llamo ‘experiencias’:
amar,
perdonar,
ayudar,
comprender,
aceptar,
escuchar,
consolar.
Hay gente que dice:
– No puedo ser feliz… porque estoy enferma, porque no tengo dinero, porque hace mucho calor, porque alguien me insultó, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró…
Pero lo que no sabes es que PUEDES SER FELIZ
aunque… estés enfermo,
aunque…haga calor,
aunque…no tengas dinero,
aunque…alguien te haya insultado,
aunque…alguien no te amó ,
o no te haya valorado .
La vida es como andar en bicicleta… te caes, sólo si dejas de pedalear.
Empieza tu día con una sonrisa y no permitas que nada ni nadie la borre de tu rostro.

SER FELIZ ES UNA ACTITUD!

¿Existe el verdadero amor?

Los sentimientos van y vienen. Incluso el hecho de que nos guste alguien puede variar dependiendo del estado emotivo de la persona, o como producto de una crisis momentánea. El verdadero amor, sin embargo, es una decisión. Tomamos la decisión de amar a pesar de cómo nos sentimos en ese momento.

Gayle y Mike Tucker, 35 Lemas para Matrimonios Felices, pg. 41

¿Cómo podemos invertir en nuestro matrimonio?

Scott Stanley, en Heart of Commitment nos indica factores de cuanto invertimos realmente en nuestra relación.

  • las expresiones de afecto.
  • Las pequeñas cortesías y los actos de amabilidad.
  • Las palabras cariñosas.
  • El apoyo que brindamos a nuestro cónyuge al enfrentar las vicisitudes cotidianas.

y también invertimos cuando….

  • aceptamos a nuestro cónyuge tal como es.
  • tratamos a esa persona con respeto y consideración.
  • valoramos el aporte que hace a nuestra relación.
  • estamos ahí cuando esa persona más nos necesita.

¿cuanto hemos invertido en nuestro matrimonio? ¿somo ricos? o ¿nos falta aun invertir aún más?

Gayle y Mike Tucker, 35 Lemas para matrimonios Felices, pg. 39.

¿Es mi matrimonio una fuente de agua pura o contaminada?

¿Que pasaría en su cuerpo si con frecuencia bebiera agua contaminada? su  cuerpo se debilitaría y finalmente su salud se vería afectada. Así es exactamente lo que puede ocurrir en nuestro matrimonio cuando los cónyuges se comunican de manera negativa.

son cuatro los determinados materiales tóxicos según un estudio realizado por Markman y Stanley y Blumberg en Fighting for you Marriage los que pueden estar contaminando su relación;

1. Efecto espiral: responder negativamente a todo lo que haga referente mi pareja. Así no solo va a incrementar las emociones si no las palabras hirientes.

2. la subestimación: menosprecias las opiniones de su pareja, los sentimientos y preocupaciones. Ignorar a su cónyuge, lo que piensa y siente pone en manifiesto la falta de respeto hacia el otro como persona. Uno de los indicadores de un futuro divorcio.

3. la interpretación negativa: cuando uno de los cónyuges reiteradamente lee los pensamientos del otro.

4.El retraimiento y la evasión: cuando en una discusión unos de los cónyuges se refugia en el silencio, o sencillamente abandona el lugar donde se encuentran.

¿Porque mi hijo muerde?

Estudios realizados han descubiertos que durante episodios de estrés el cortisol en el cerebro se eleva provocando la conducta de morder o agredir al mas débil después de la acción se volvió a medir los niveles de cortisol y estos bajaban.  a pesar de ellos aunque sea una conducta para liberar el estrés…….  cuanto más asentados estemos en nuestros valores humanos, menos “morderemos” (física o psicológicamente).  Un individuo con insuficiente o mala calidad de información en sus bancos de memorias ―probablemente producto de una mala alimentación tangible (alimentos) o intangible (educación)― tiene muchas más probabilidades de “morder” que uno con sus capacidades de auto observación y autodominio bien desarrolladas. Un cerebro sano y orientado hacia los valores humanos es nuestra mejor herramienta para vivir armónicamente con nosotros mismos y en sociedad. (Revista Descubriendo el cerebro y la mente No. 79)